Mayo 2018

5 ventajas de la aplicación de la metodología Lean Startup

La metodología Lean Startup, gestada por Eric Ries, llegó a nuestro país hace algunos años y sigue estando de moda.

Lean

Y con ella, diversas tendencias enfocadas en lograr que las startups consigan el éxito con el menor número de obstáculos por el camino y en el menor tiempo posible. Esta filosofía empresarial, a grandes rasgos, es un sistema que se utiliza para pasar de proyecto a empresa haciendo hincapié en las necesidades del cliente, teniendo en cuenta su respuesta a fin de ir modificando el producto hasta desarrollar la versión final. Es el concepto que quizás haya marcado de manera más clara el cambio en la filosofía de los emprendedores en los últimos años.

Son muchos los que creen que esta metodología funciona mucho mejor que la alternativa de hacer un gran plan de negocios, montar una estructura de gran empresa en miniatura y actuar como si se supiera de antemano lo que va a pasar con el negocio. Hasta este punto, podríamos decir que todo tiene sentido. Sin embargo, parece que poco a poco van surgiendo problemas en la práctica sobre los que merece la pena reflexionar antes de aplicar a toda costa la filosofía Lean Startup.

No son pocas las ventajas que proporciona este método para las empresas y, en CorreosLabs, tratamos de seguir sus recomendaciones a fin de conseguir los objetivos propuestos en cada uno de los proyectos. A grandes rasgos, podríamos definir cinco ventajas fundamentales que identificamos a continuación:

1.- Nos proporciona un entorno teórico a la hora de crear un modelo de negocio, lo que facilita la definición de una hipótesis que validar en las distintas áreas de la empresa, hasta poder dar con la combinación perfecta que pueda hacer funcionar el negocio.

2.- Se presenta como una gran alternativa frente a esbozar un plan de negocios clásico. Esto significa que, según las diferentes partes que se abordan en el proyecto, este se sintetiza de tal manera que se plasma en un sencillo lienzo que permite hacer análisis sin la necesidad de profundizar y relacionando muy fácilmente sus distintas partes.

3.- Supone una interesante simplificación del proceso a la hora de crear un proyecto emprendedor, que permite transformar de manera fácil una idea en un modelo de negocio.

4.- Nos permite crear lo que se conoce como un Producto Mínimo Viable, testearlo, hacer pruebas de mercado, pivotar y modificar patrones para rediseñar el modelo hasta acertar y lanzarnos al mercado o bien descartar la idea de manera definitiva.

5.- El método Lean se adapta perfectamente a negocios y entornos cambiantes, que tengan incluso una máxima incertidumbre, y permite una rapidez de análisis que genera confianza a los promotores, algo que les permite identificar los puntos fuertes y débiles del negocio de forma ágil.

Podemos decir sin miedo a equivocarnos que el método Lean Startup ya se encuentra consolidado como una técnica indispensable para las startups y las empresas tecnológicas de alto crecimiento y parece que la tendencia apunta a que se seguirá empleando en los próximos años.

    
  

Si quieres estar conectado, déjanos tus datos y te mantendremos informado de todas las novedades.